Tiempo de crisis: ¿Quién soy?

En tiempos de incertidumbre, la seguridad es un estado deseado. Ésta es una característica de los tiempos que vivimos, en especial porque actualmente la incertidumbre afecta a la salud, un valor muy preciado.

Ahora que empezamos un año nuevo, nos hacemos propósitos de una vida nueva. Es una práctica habitual. Queremos tener más tiempo para nosotros y los que amamos, hacer más ejercicio o deporte, cuidar la alimentación, hacer reformas en la casa… Pero la crisis social que vivimos lo pone todo patas arriba. A consecuencia de esto mucha gente entra en crisis personal, pues dándose cuenta de lo atrapados que se encuentran por las expectativas sociales, los deberes y la falta de libertad, querrían tener un propósito de vida bien definido y, también, saber quiénes son. Porque hay gente que no lo sabe, vive la vida muy mecánicamente y se pregunta: ¿QUIÉN SOY?

Yo tengo mi teoría sobre quienes somos. Tú, yo… somos como un jardín. Hay jardines más agradables y cuidados, y otros que parecen más una selva o un vertedero. Un jardín tiene tres partes: la vegetación y los elementos ornamentales son lo que primero salta a la vista; la segunda capa, menos visible, es la red vital más pequeña, formada por los pequeños insectos, los hongos, los líquenes…; en tercer lugar, encontramos el sustrato invisible formado por la tierra, con sus componentes químicos, bacterias y gusanos. Cada uno de estos niveles puede estar cuidado o no. Podemos disponer de las plantas de forma más agradable y tener cuidado de los utensilios, o tenerlo todo desordenado…. Podemos fumigar el jardín y cargarnos la vida microscópica, tan necesaria, o crear un microsistema sostenible… Podemos tener un sustrato rico en vitaminas, aireado y saludable, o lleno de metales pesados ​​y nitritos, tan dañinos para la vida…

Las personas también tenemos tres capas o niveles: lo que hacemos, lo que sentimos y lo que pensamos. Somos lo que pensamos, lo que sentimos y lo que hacemos. Estos tres aspectos configuran nuestro jardín personal, lo que SOMOS. Pensamientos negativos, generan emociones negativas y acciones en concordancia. Pensamientos positivos, dan lugar emociones satisfactorias y conductas saludables.

Los pensamientos son una parte poco visible de nuestra personalidad, y son mantenidos por las creencias. De vez en cuando, es necesario revisar estas creencias. Las creencias son las semillas que plantamos en el jardín de nuestra mente. ¿Qué tal si revisas tus creencias e identifiques si te generan pensamientos positivos y emociones adecuadas o, en cambio, pensamientos negativos, oscuros que te hacen sentir mal? Lo que plantes, SERÁS.

Comparte el artículo:

El reto de empezar de nuevo

En 2019 se celebraron en Cataluña aproximadamente 27.000 matrimonios, mientras que se registraron unos 17.000 divorcios. Aproximadamente 6 de cada 10 matrimonios terminan en ruptura y la duración media de

Sexualidad y adolescencia

La sexualidad es para la mayoría de las personas un aspecto esencial, especialmente en las relaciones de pareja. La adolescencia, a partir de los cambios que genera la pubertad, es

Tener éxito en la vida

El concepto de éxito es absolutamente subjetivo, depende de la escala de valores de cada cual. Hay quien valora más el prestigio, otros el estatus social o económico, otros la

¿Se educa igual a todos los hijos?

Como padres íntegros que queremos ser, en caso de tener más de un hijo, querríamos dar las mismas oportunidades a todos ellos y, por tanto, educarlos de la misma manera.

Tiempo de crisis: ¿Quién soy?

En tiempos de incertidumbre, la seguridad es un estado deseado. Ésta es una característica de los tiempos que vivimos, en especial porque actualmente la incertidumbre afecta a la salud, un

¿Pedir o exigir?

Quién pide, espera recibir. Para pedir hay que haberse ganado el derecho a hacerlo y una ley sagrada que nos enseña la vida es que cuando se rompe el equilibrio

Buscando a papá y a mamá

La búsqueda de pareja responde a varias necesidades propias de nuestra condición de mamíferos evolucionados, como son la comunicación, el afecto y la sexualidad. La comunicación, que permite compartir experiencias

Orgullo o dignidad

El enamoramiento tiene fecha de caducidad. Según estudios realizados recientemente, el enamoramiento -en su máxima intensidad- no suele ir más allá de los novecientos días. Evidentemente, esta es una fecha

Resiliencia: vuelve a levantarte

RESILIENCIA: VUELVE A LEVANTARTELos padres queremos que los hijos crezcan fuertes y sanos. La fortaleza es más una cuestión mental que física. La resiliencia -junto con la empatía y el

Herramientas para la comunicación: la asertividad

Algo que a menudo aparece cuando hay conflictos con los hijos son los gritos. De hecho, el nivel de decibelios de nuestra comunicación es un buen indicador del estado de

Herramientas para la comunicación: La empatía

Las competencias emocionales son habilidades que nos permiten relacionarnos con otras personas de manera satisfactoria, tanto para nosotros como para los demás, así como establecer actividades cooperativas. Esto es así

Rituales de paso para adolescentes

Hace unos años hice un viaje por Kenia y Tanzania. Una de las muchas cosas que me sorprendieron de aquellos países africanos fue ver grupos de jóvenes adolescentes de las

Uso de Cookies Usamos cookies para proveerte del servicio y funciones propuestas en nuestra página web y para mejorar la experiencia de nuestros usuarios.    Ver Política de cookies