Tener éxito en la vida

El concepto de éxito es absolutamente subjetivo, depende de la escala de valores de cada cual. Hay quien valora más el prestigio, otros el estatus social o económico, otros la tranquilidad o los buenos vínculos familiares… En cualquier caso, la felicidad o el bienestar debe acompañar a nuestro estilo de vida para considerar que somos personas de éxito. El éxito es un concepto global y depende de la suma total de bienestar y realización en los diferentes ámbitos de la vida.

Si no somos capaces de construir una vida equilibrada en los diferentes ámbitos vitales (familiar, profesional, social y personal), podemos vernos “ahogados” por un exceso de éxito en uno de estos ámbitos. Como se dice vulgarmente, podemos “morir de éxito”.

A menudo, los padres valoramos el éxito de nuestros hijos en función de lo que hemos conseguido o de las oportunidades que no hemos sabido aprovechar, y olvidamos que es un estado que depende de cada uno.

Desgraciadamente, me encuentro con numerosos casos de matrimonios en riesgo de rotura por no cuidar adecuadamente este equilibrio. Y uno de los factores que más pesa es el exceso de dedicación profesional, que conlleva una insuficiente atención al ámbito familiar.

Los hombres tienen tendencia a una proyección profesional muy grande, por lo que llegan tarde a casa o muy estresados, y no pueden atender a la familia con la energía y el tiempo necesario. Las mujeres, inmersas también en esta carrera competitiva capitalista, olvidan a menudo su espacio personal, generando un desequilibrio insostenible a la larga. Ambas situaciones acaban afectando a la relación de pareja y, muchas veces también, a la salud.

¿Cuáles son los requisitos esenciales para tener éxito?

  1. Mirar a la familia de origen con respeto y sin una mirada punitiva. Los padres hicieron lo que pudieron y supieron, igual que nosotros. La mirada rencorosa hacia el pasado, resta energía para dedicarla al presente.
  2. Encontrar un buen equilibrio en todos los ámbitos de la vida y corregir el desvío antes de que sea demasiado tarde. Equilibrio es salud y alegría.
  3. Vivir en sintonía con los propios valores. Si la familia es prioritaria, es necesario demostrarlo con actos.
  4. Sentir que sostener la relación de pareja y la familia es cosa de dos. Si con la pareja no formamos un equipo comprometido en los retos comunes, el desgaste llevará a la incomprensión de la carga del otro y al distanciamiento.

Plantar estas cuatro semillas en el jardín familiar, hará más fácil que nuestros hijos, en la vida adulta, logren también un alto nivel de éxito.

Comparte el artículo:

¿Dónde estás, papá?

Estamos viviendo aires de cambio. Necesitamos nuevas paternidades, fruto de nuevas masculinidades, y la familia es el espacio primigenio donde debe producirse en primer lugar este cambio. Necesitamos padres comprometidos,

El camino de la prosperidad y el éxito

Sin lugar a duda, tú que lees estas líneas querrías ser feliz. Y si tienes hijos, seguro que también lo deseas para ellos. Pero ¿cuál es el secreto para convertirse

El reto de empezar de nuevo

En 2019 se celebraron en Cataluña aproximadamente 27.000 matrimonios, mientras que se registraron unos 17.000 divorcios. Aproximadamente 6 de cada 10 matrimonios terminan en ruptura y la duración media de

Sexualidad y adolescencia

La sexualidad es para la mayoría de las personas un aspecto esencial, especialmente en las relaciones de pareja. La adolescencia, a partir de los cambios que genera la pubertad, es

Tener éxito en la vida

El concepto de éxito es absolutamente subjetivo, depende de la escala de valores de cada cual. Hay quien valora más el prestigio, otros el estatus social o económico, otros la

¿Se educa igual a todos los hijos?

Como padres íntegros que queremos ser, en caso de tener más de un hijo, querríamos dar las mismas oportunidades a todos ellos y, por tanto, educarlos de la misma manera.

Tiempo de crisis: ¿Quién soy?

En tiempos de incertidumbre, la seguridad es un estado deseado. Ésta es una característica de los tiempos que vivimos, en especial porque actualmente la incertidumbre afecta a la salud, un

¿Pedir o exigir?

Quién pide, espera recibir. Para pedir hay que haberse ganado el derecho a hacerlo y una ley sagrada que nos enseña la vida es que cuando se rompe el equilibrio

Buscando a papá y a mamá

La búsqueda de pareja responde a varias necesidades propias de nuestra condición de mamíferos evolucionados, como son la comunicación, el afecto y la sexualidad. La comunicación, que permite compartir experiencias

Orgullo o dignidad

El enamoramiento tiene fecha de caducidad. Según estudios realizados recientemente, el enamoramiento -en su máxima intensidad- no suele ir más allá de los novecientos días. Evidentemente, esta es una fecha

Resiliencia: vuelve a levantarte

RESILIENCIA: VUELVE A LEVANTARTELos padres queremos que los hijos crezcan fuertes y sanos. La fortaleza es más una cuestión mental que física. La resiliencia -junto con la empatía y el

Herramientas para la comunicación: la asertividad

Algo que a menudo aparece cuando hay conflictos con los hijos son los gritos. De hecho, el nivel de decibelios de nuestra comunicación es un buen indicador del estado de

Uso de Cookies Usamos cookies para proveerte del servicio y funciones propuestas en nuestra página web y para mejorar la experiencia de nuestros usuarios.    Ver Política de cookies