Sexualidad y adolescencia

La sexualidad es para la mayoría de las personas un aspecto esencial, especialmente en las relaciones de pareja. La adolescencia, a partir de los cambios que genera la pubertad, es una etapa marcada por la exploración de la sexualidad, propia y compartida. Sin embargo, considerar que la sexualidad comienza en la adolescencia es un error. Las bases de una sexualidad sana comienzan en el mismo momento de nacer.

La necesidad de socializar es una característica de los seres humanos que nos viene del hecho ser mamíferos. En la adolescencia, esta necesidad adquiere un componente sexual importante, por lo que la mayoría de los jóvenes quieren dar una imagen atractiva de sí mismos.

Más allá de ser instrumento para la procreación de la especie, en los seres humanos la sexualidad tiene dos componentes asociados: el placer y el cariño. En la medida en que estos dos aspectos se puedan vivir de forma asociada y natural, fomentaremos experiencias sexuales saludables. Cuando alguien crece en un entorno familiar en el que no se asocia el contacto físico con la relajación, el placer y el amor, aparecen los problemas sexuales. Por eso es tan necesario para los bebés el contacto físico, a través de caricias y abrazos. Con estos intercambios amorosos y respetuosos ponemos bases sanas para la sexualidad futura de nuestros hijos.

Los padres a menudo se preocupan por las consecuencias de la sexualidad de sus hijos cuando éstos llegan a la adolescencia. Muchos recurren a sermones moralistas y a sembrar miedo, especialmente a las chicas, al colectivo a priori más vulnerable. Si pudieran, estos padres tatuarían en el cerebro de sus hijas la frase “NO es NO”.

Un adolescente necesita información sobre la sexualidad, pero más que reprimirse u esconderse por miedo, lo que necesitará en la vida es una buena autoestima, seguridad y valores que le ayuden a tomar buenas decisiones. La autoestima y la seguridad son consecuencia de un vínculo seguro con sus padres. Es necesario que éstos satisfagan las necesidades básicas del niño, desde el primer día de vida, dedicándoles tiempo, cuidados y valoraciones positivas, pero no exageradas.

Los hijos adolescentes, aunque no lo demuestren abiertamente, siguen necesitando el apoyo de los padres y un entorno familiar de seguridad. Pero esto, lo sabemos, debe construirse antes con buenas prácticas educativas y de crianza. Lo mismo ocurre con la comunicación. Ésta no puede empezar de un día para otro si antes no se ha construido.

Respecto a los valores, el RESPETO, la DIGNIDAD y la RESPONSABILIDAD son claves para no caer en prácticas sexuales de riesgo (físico o psicológico). Con respeto, podemos exigir el mismo trato digno que ofrecemos a los demás. ¿Fomentáis suficientemente estos valores en el seno de la familia?

Comparte el artículo:

¿Dónde estás, papá?

Estamos viviendo aires de cambio. Necesitamos nuevas paternidades, fruto de nuevas masculinidades, y la familia es el espacio primigenio donde debe producirse en primer lugar este cambio. Necesitamos padres comprometidos,

El camino de la prosperidad y el éxito

Sin lugar a duda, tú que lees estas líneas querrías ser feliz. Y si tienes hijos, seguro que también lo deseas para ellos. Pero ¿cuál es el secreto para convertirse

El reto de empezar de nuevo

En 2019 se celebraron en Cataluña aproximadamente 27.000 matrimonios, mientras que se registraron unos 17.000 divorcios. Aproximadamente 6 de cada 10 matrimonios terminan en ruptura y la duración media de

Sexualidad y adolescencia

La sexualidad es para la mayoría de las personas un aspecto esencial, especialmente en las relaciones de pareja. La adolescencia, a partir de los cambios que genera la pubertad, es

Tener éxito en la vida

El concepto de éxito es absolutamente subjetivo, depende de la escala de valores de cada cual. Hay quien valora más el prestigio, otros el estatus social o económico, otros la

¿Se educa igual a todos los hijos?

Como padres íntegros que queremos ser, en caso de tener más de un hijo, querríamos dar las mismas oportunidades a todos ellos y, por tanto, educarlos de la misma manera.

Tiempo de crisis: ¿Quién soy?

En tiempos de incertidumbre, la seguridad es un estado deseado. Ésta es una característica de los tiempos que vivimos, en especial porque actualmente la incertidumbre afecta a la salud, un

¿Pedir o exigir?

Quién pide, espera recibir. Para pedir hay que haberse ganado el derecho a hacerlo y una ley sagrada que nos enseña la vida es que cuando se rompe el equilibrio

Buscando a papá y a mamá

La búsqueda de pareja responde a varias necesidades propias de nuestra condición de mamíferos evolucionados, como son la comunicación, el afecto y la sexualidad. La comunicación, que permite compartir experiencias

Orgullo o dignidad

El enamoramiento tiene fecha de caducidad. Según estudios realizados recientemente, el enamoramiento -en su máxima intensidad- no suele ir más allá de los novecientos días. Evidentemente, esta es una fecha

Resiliencia: vuelve a levantarte

RESILIENCIA: VUELVE A LEVANTARTELos padres queremos que los hijos crezcan fuertes y sanos. La fortaleza es más una cuestión mental que física. La resiliencia -junto con la empatía y el

Herramientas para la comunicación: la asertividad

Algo que a menudo aparece cuando hay conflictos con los hijos son los gritos. De hecho, el nivel de decibelios de nuestra comunicación es un buen indicador del estado de

Uso de Cookies Usamos cookies para proveerte del servicio y funciones propuestas en nuestra página web y para mejorar la experiencia de nuestros usuarios.    Ver Política de cookies