Libertad y compromiso

Llibertat i compromís

En estos días de confinamiento, nuestra libertad se ve limitada. Nos encontramos en unas circunstancias en las que el Estado limita muchos derechos y deberes de los ciudadanos. Hay personas que lo encuentran bien, porque estos recortes pueden evitar un mal mayor que afectaría la salud de las personas. Pero hay también mucha gente que considera que la libertad es un derecho sagrado, que cada vez estamos más limitados y controlados, y que el gobierno de turno aprovecha esta crisis para incrementar su poder, por otros motivos mucho menos saludables.

Esta reflexión me lleva a pensar en la libertad personal y de qué manera la relación de pareja la afecta o la constriñe, especialmente estos días que la convivencia es prácticamente absoluta para muchas parejas.

Hace unos años, el psicólogo estadounidense Robert Stenberg propuso una interesante teoría triangular sobre el amor (no sobre el amor triangular, ¡claro!).

Según él, el amor consumado, es decir, más «completo», es el resultado de la comunión perfecta de tres componentes: pasión, intimidad, y compromiso. La pasión es el deseo del otro, que busca la unión física y / o emocional; la intimidad es el conocimiento del otro y la confianza en lo que es, lo que hace y lo que siente; el compromiso es la voluntad de mantener el vínculo y la asunción de la responsabilidad para perpetuar el afecto. La pasión es el elemento más rápido y al mismo tiempo el más efímero, mientras que el compromiso es el que requiere más tiempo para consolidarse. Sus estudios le permitieron concluir que las parejas más estables a lo largo del tiempo eran aquellas que demostraban un mayor grado de compromiso.

Ahora bien, en esta teoría ¿dónde queda la libertad? Nada dice de ella o, al menos, no le da un papel preponderante. Pero sabemos que una relación de pareja saludable es aquella presidida por un alto nivel de libertad. La exigencia, el apego, la dependencia, en definitiva, no nos hace felices porque depositamos en la pareja la responsabilidad de nuestra propia felicidad. Cuanto más responsabilizamos a la pareja de nuestro bienestar, más frustración podremos sentir, porque ponemos el destino de nuestras vidas en manos de otra persona. El miedo al abandono o la soledad nos vuelve vulnerables y dependientes, no nos hace libres. Y como el miedo es la antítesis de la confianza, cuando este miedo se instala en nuestro corazón no lo hace solo, sino acompañado de la suspicacia y los celos. Entonces la angustia aparece tarde o temprano. Por lo tanto, tal vez habría que preguntarnos si estamos en pareja por una decisión plenamente libre o, en cambio, por una cuestión de necesidad y dependencia. En este segundo caso, aunque no haya plena libertad, mientras la pareja cumpla nuestras expectativas nada tambaleará. Pero si las expectativas se rompen… entonces sufriremos.

¿Hasta qué punto son excluyentes la libertad y el compromiso? Parece que la libertad debería ser algo «libre» –valga la redundancia– de cualquier tipo de compromiso.

Quizás la respuesta la tiene Paulo Coelho cuando dice: La libertad no es la ausencia de compromisos, sino la habilidad de elegir y comprometerme con lo que es mejor para mí.”

Por lo tanto, si elijo vivir en pareja o tener una familia, ¿qué tal si me comprometo verdaderamente?

(PhotoThanks: Ignacio Ceballos)

Comparte el artículo:

¿Dónde estás, papá?

Estamos viviendo aires de cambio. Necesitamos nuevas paternidades, fruto de nuevas masculinidades, y la familia es el espacio primigenio donde debe producirse en primer lugar este cambio. Necesitamos padres comprometidos,

El camino de la prosperidad y el éxito

Sin lugar a duda, tú que lees estas líneas querrías ser feliz. Y si tienes hijos, seguro que también lo deseas para ellos. Pero ¿cuál es el secreto para convertirse

El reto de empezar de nuevo

En 2019 se celebraron en Cataluña aproximadamente 27.000 matrimonios, mientras que se registraron unos 17.000 divorcios. Aproximadamente 6 de cada 10 matrimonios terminan en ruptura y la duración media de

Sexualidad y adolescencia

La sexualidad es para la mayoría de las personas un aspecto esencial, especialmente en las relaciones de pareja. La adolescencia, a partir de los cambios que genera la pubertad, es

Tener éxito en la vida

El concepto de éxito es absolutamente subjetivo, depende de la escala de valores de cada cual. Hay quien valora más el prestigio, otros el estatus social o económico, otros la

¿Se educa igual a todos los hijos?

Como padres íntegros que queremos ser, en caso de tener más de un hijo, querríamos dar las mismas oportunidades a todos ellos y, por tanto, educarlos de la misma manera.

Tiempo de crisis: ¿Quién soy?

En tiempos de incertidumbre, la seguridad es un estado deseado. Ésta es una característica de los tiempos que vivimos, en especial porque actualmente la incertidumbre afecta a la salud, un

¿Pedir o exigir?

Quién pide, espera recibir. Para pedir hay que haberse ganado el derecho a hacerlo y una ley sagrada que nos enseña la vida es que cuando se rompe el equilibrio

Buscando a papá y a mamá

La búsqueda de pareja responde a varias necesidades propias de nuestra condición de mamíferos evolucionados, como son la comunicación, el afecto y la sexualidad. La comunicación, que permite compartir experiencias

Orgullo o dignidad

El enamoramiento tiene fecha de caducidad. Según estudios realizados recientemente, el enamoramiento -en su máxima intensidad- no suele ir más allá de los novecientos días. Evidentemente, esta es una fecha

Resiliencia: vuelve a levantarte

RESILIENCIA: VUELVE A LEVANTARTELos padres queremos que los hijos crezcan fuertes y sanos. La fortaleza es más una cuestión mental que física. La resiliencia -junto con la empatía y el

Herramientas para la comunicación: la asertividad

Algo que a menudo aparece cuando hay conflictos con los hijos son los gritos. De hecho, el nivel de decibelios de nuestra comunicación es un buen indicador del estado de

Uso de Cookies Usamos cookies para proveerte del servicio y funciones propuestas en nuestra página web y para mejorar la experiencia de nuestros usuarios.    Ver Política de cookies