Herramientas para la comunicación: la asertividad

Algo que a menudo aparece cuando hay conflictos con los hijos son los gritos. De hecho, el nivel de decibelios de nuestra comunicación es un buen indicador del estado de salud de la relación. Si los padres gritan, los hijos tenderán a hacerlo también. Un grito no es señal de serenidad, sino que indica frustración, incorpora la agresividad en el habla y, evidentemente, demuestra falta de recursos.

La asertividad es un recurso necesario para la buena comunicación. Es una habilidad emocional, porque requiere tener plena conciencia de lo que sentimos y nos ayuda a gestionar mejor nuestras emociones. También se le llama comunicación no violenta. Evita discusiones y facilita la escucha, requisito necesario para podernos entender.

La asertividad es la capacidad de expresar nuestra opinión o nuestras ideas, de una manera serena y sin agresividad. La clave reside en hablar desde el YO, en lugar del TÚ acusatorio. «Necesito que respetes lo que te comprometiste el otro día …», es una frase asertiva. «Nunca cumples tus compromisos …», no es una frase asertiva.

La asertividad consta de 4 pasos:

  1. Saber describir qué ha pasado sin interpretar ni juzgar, siendo lo más objetivo posible. Por ejemplo: «Habíamos quedado a las 4 de la tarde y te has presentado a las 5».
  2. Identificar qué siento: «Me siento frustrada, enfadada, no respetada».
  3. Tomar conciencia de la necesidad que ha sido desatendida: «Necesito que respeten los compromisos para poder atender mis responsabilidades sin enojo ni frustración y con el tiempo necesario para atenderlas con tranquilidad. También necesito sentirme respetada, que me tengan en cuenta «.
  4. Hacer la petición: «La próxima vez que te comprometas a algo, quisiera que lo hicieras. Si no puedes, dímelo con tiempo para que podamos buscar una alternativa «.

Si sus hijos gritan, escúchalos primero. Ayudadles a expresar qué ha pasado. A veces hay que calmarlos previamente; la serenidad es importante. Después, ayudarles a poner palabras a lo que sienten. No es lo mismo estar triste que frustrado, por ejemplo. La conciencia de lo que sienten permitirá luego saber qué necesidad hay detrás y el grado de importancia para ellos. También ayuda a encontrar diferentes maneras de satisfacerla. En este punto radica la diferencia entre una comunicación no violenta (basada en lo que necesito), de una agresiva (basada en el insulto o la acusación). Cuando hablo desde mi necesidad no ataco al otro, porque estoy en el YO. A partir de la necesidad podrán plantear la petición que evitará que vuelvan a sentir el disgusto que han sentido anteriormente. Como toda habilidad, la pericia se consigue con la práctica.

Comparte el artículo:

Buscando a papá y a mamá

La búsqueda de pareja responde a varias necesidades propias de nuestra condición de mamíferos evolucionados, como son la comunicación, el afecto y la sexualidad. La comunicación, que permite compartir experiencias

Orgullo o dignidad

El enamoramiento tiene fecha de caducidad. Según estudios realizados recientemente, el enamoramiento -en su máxima intensidad- no suele ir más allá de los novecientos días. Evidentemente, esta es una fecha

Resiliencia: vuelve a levantarte

RESILIENCIA: VUELVE A LEVANTARTELos padres queremos que los hijos crezcan fuertes y sanos. La fortaleza es más una cuestión mental que física. La resiliencia -junto con la empatía y el

Herramientas para la comunicación: la asertividad

Algo que a menudo aparece cuando hay conflictos con los hijos son los gritos. De hecho, el nivel de decibelios de nuestra comunicación es un buen indicador del estado de

Herramientas para la comunicación: La empatía

Las competencias emocionales son habilidades que nos permiten relacionarnos con otras personas de manera satisfactoria, tanto para nosotros como para los demás, así como establecer actividades cooperativas. Esto es así

Rituales de paso para adolescentes

Hace unos años hice un viaje por Kenia y Tanzania. Una de las muchas cosas que me sorprendieron de aquellos países africanos fue ver grupos de jóvenes adolescentes de las

Vid y educación

Desde que tengo uso de razón -y de esto no hace tanto-, me he dado cuenta de que la naturaleza es sabia. Hace un tiempo tuve la oportunidad de visitar

La pareja: cosa de tres

Hace muchos años, un buen amigo comentó un día: "la relación de pareja es un compromiso de intereses". Yo me quedé mirándole, sorprendido, pero con el tiempo he comprobado cuánta

El hogar, un espacio de bienestar

Curiosamente uno de los negocios que ha tenido más éxito en este tiempo de pandemia ha sido la venta de muebles. ¡Nos hemos tenido que quedar sin vacaciones para poder

La mente, un espejo…

A mediados de la década de los 90, un grupo de científicos italianos hicieron un descubrimiento sorprendente: las neuronas espejo. Estas neuronas cerebrales tienen una doble función: por un lado,

Las cuentas bancarias emocionales

Los miembros de la familia interactúan y se relacionan unos con otros. Estas relaciones, como animales mamíferos que somos, guardan con las emociones. Hace décadas, el coeficiente intelectual era el

TÚ ofendes, YO reacciono

Nos sentimos ofendidos cuando una persona dice o actúa de una manera que nos hiere. Si no hay herida, no hay ofensa. Básicamente, hay tres caminos para gestionar los conflictos

Uso de Cookies Usamos cookies para proveerte del servicio y funciones propuestas en nuestra página web y para mejorar la experiencia de nuestros usuarios.    Ver Política de cookies