El hogar, un espacio de bienestar

Curiosamente uno de los negocios que ha tenido más éxito en este tiempo de pandemia ha sido la venta de muebles. ¡Nos hemos tenido que quedar sin vacaciones para poder invertir un poco más en la casa! Parece que para muchos era algo pendiente y, he aquí, que ahora ha aparecido la oportunidad.

El espacio en el que vivimos es un reflejo de nuestro interior. Cuando decoramos la casa, buscamos vestirla de lo que nos gusta; éste es el camino de ida. Pero también hay un camino de vuelta: lo que hay en el espacio que habitamos entra por nuestros sentidos y alimenta el alma.

Crear un hogar armoniosa llena de vida debería ser un propósito para toda familia en la que colaboraran todos, a partir de acuerdos comunes: los padres y los hijos. A menudo, en un afán de sobreprotección injustificable, no implicamos a nuestros hijos desde pequeños en este propósito y cuando llegan a la adolescencia se nos hace mucho más difícil. Si sentimos amor hacia nuestro espacio de convivencia común y sabemos transmitirlo a nuestros hijos, con paciencia y delicadeza, será más fácil que ellos también colaboren.

En esta tarea educativa es clave la participación cooperativa de ambos padres. Ningún padre/madre puede delegar en el otro este trabajo, porque cuando se ofrecen dos ejemplos contrapuestos, los hijos suelen elegir el que implica menos esfuerzo. Ciertamente, el caos es el producto de la ausencia de esfuerzo. Y como debe haber cierto esfuerzo, es necesario que nos dotemos de una buena dosis de paciencia y de constancia. Como dice el dicho: «sin prisa, pero sin pausa«. Además, como es evidente, los padres deben tener claro y consensuar qué modelo de hogar quieren tener.

Pero el hogar no es sólo un lugar físico, compuesto exclusivamente de cosas materiales, muebles, cortinas, cuadros… Este espacio también tiene un ambiente energético que llenamos con nuestros pensamientos, conductas y palabras.

Cada palabra expresada es una foto invisible que pegamos en nuestras paredes, porque la energía que las acompaña tiene un poder adhesivo increíble; se pega a las paredes de la casa con la misma fuerza que se pega a las paredes del alma.

El aire que respiramos es tan o más importante que la comodidad de las sillas donde nos sentamos para cenar. Si cuidamos los aspectos materiales y los ambientales, conseguiremos un hogar saludable. Los orientales, que tanto cuidado tienen de su casa e incluso tienen una ciencia llamada Feng-Shui, tienen un dicho muy significativo: «Antes de querer cambiar el mundo, da tres vueltas por tu casa».

Comparte el artículo:

El reto de empezar de nuevo

En 2019 se celebraron en Cataluña aproximadamente 27.000 matrimonios, mientras que se registraron unos 17.000 divorcios. Aproximadamente 6 de cada 10 matrimonios terminan en ruptura y la duración media de

Sexualidad y adolescencia

La sexualidad es para la mayoría de las personas un aspecto esencial, especialmente en las relaciones de pareja. La adolescencia, a partir de los cambios que genera la pubertad, es

Tener éxito en la vida

El concepto de éxito es absolutamente subjetivo, depende de la escala de valores de cada cual. Hay quien valora más el prestigio, otros el estatus social o económico, otros la

¿Se educa igual a todos los hijos?

Como padres íntegros que queremos ser, en caso de tener más de un hijo, querríamos dar las mismas oportunidades a todos ellos y, por tanto, educarlos de la misma manera.

Tiempo de crisis: ¿Quién soy?

En tiempos de incertidumbre, la seguridad es un estado deseado. Ésta es una característica de los tiempos que vivimos, en especial porque actualmente la incertidumbre afecta a la salud, un

¿Pedir o exigir?

Quién pide, espera recibir. Para pedir hay que haberse ganado el derecho a hacerlo y una ley sagrada que nos enseña la vida es que cuando se rompe el equilibrio

Buscando a papá y a mamá

La búsqueda de pareja responde a varias necesidades propias de nuestra condición de mamíferos evolucionados, como son la comunicación, el afecto y la sexualidad. La comunicación, que permite compartir experiencias

Orgullo o dignidad

El enamoramiento tiene fecha de caducidad. Según estudios realizados recientemente, el enamoramiento -en su máxima intensidad- no suele ir más allá de los novecientos días. Evidentemente, esta es una fecha

Resiliencia: vuelve a levantarte

RESILIENCIA: VUELVE A LEVANTARTELos padres queremos que los hijos crezcan fuertes y sanos. La fortaleza es más una cuestión mental que física. La resiliencia -junto con la empatía y el

Herramientas para la comunicación: la asertividad

Algo que a menudo aparece cuando hay conflictos con los hijos son los gritos. De hecho, el nivel de decibelios de nuestra comunicación es un buen indicador del estado de

Herramientas para la comunicación: La empatía

Las competencias emocionales son habilidades que nos permiten relacionarnos con otras personas de manera satisfactoria, tanto para nosotros como para los demás, así como establecer actividades cooperativas. Esto es así

Rituales de paso para adolescentes

Hace unos años hice un viaje por Kenia y Tanzania. Una de las muchas cosas que me sorprendieron de aquellos países africanos fue ver grupos de jóvenes adolescentes de las

Uso de Cookies Usamos cookies para proveerte del servicio y funciones propuestas en nuestra página web y para mejorar la experiencia de nuestros usuarios.    Ver Política de cookies