¿Dónde estás, papá?

Estamos viviendo aires de cambio. Necesitamos nuevas paternidades, fruto de nuevas masculinidades, y la familia es el espacio primigenio donde debe producirse en primer lugar este cambio. Necesitamos padres comprometidos, que ejerzan su función con ganas, con conciencia, con compromiso. Sólo así la nueva generación de hombres y mujeres podrá actuar de una manera más responsable, más amable con los demás y con este planeta que nos acoge. Necesitamos un cambio de mentalidad, que incumbe tanto a hombres como a mujeres.

La paternidad nace en el mismo momento que comienza la gestación del hijo. Se requiere que el padre preste especial atención a la madre, tanto durante el embarazo, como el puerperio y la lactancia del bebé; pero también a la criatura que ha sido concebida. Ya desde el embarazo se puede conectar con el hijo y crear vínculos a través del tacto y la voz.

El hijo aprende a ser hombre mirando a su padre. La función del padre contribuye a la construcción del pensamiento autónomo del hijo, porque somos cuerpo y mente. El cuerpo se gesta en el útero de la madre tras la concepción, pero la mente requiere la colaboración de ambos progenitores. También el padre ejerce una influencia decisiva en la vida de las hijas. La hija aprende el modelo de masculinidad que su padre le transmite y a partir de éste construirá su imagen de hombre. El modo como un padre se ha relacionado con su propio padre se extenderá, por pasiva o por activa, a la paternidad futura del hijo, generándose un impulso que se encontrará con los impulsos transgeneracionales de la madre.

No se trata de entrar en competencia con la madre, sino de colaborar, aportando cada uno la función que le corresponde. El padre ha de asumir proactivamente su función. El padre invita a la exploración, a la proyección social, a dejar el nido con determinación y seguridad. El padre ayuda al hijo a encontrar su lugar en la sociedad, por ello tiene una ascendencia grande en las elecciones futuras que el hijo o la hija tomará en su integración laboral. Con papá miró el mundo con una perspectiva diferente a la de mamá. No se trata de moldear a nuestros hijos, sino de acompañarlos y ser testigos de cómo construyen día a día su identidad.

El peligro, como siempre, es la falta de tiempo. Si marchas pronto de casa y regresas cuando tus hijos están ya cenados o incluso durmiendo, o estás siempre pendiente del móvil, ¿dónde estás papá? ¿Qué modelo recibieran tus hijos? 

¡Papá, únete a la gran revolución!

Comparte el artículo:

Sin raíces no hay alas

Hay quien dice que un niño llega a la vida como si fuera una especie de pizarra en blanco; sin embargo, tu hijo ha venido al mundo —o vendrá—, con

¿Dónde estás, papá?

Estamos viviendo aires de cambio. Necesitamos nuevas paternidades, fruto de nuevas masculinidades, y la familia es el espacio primigenio donde debe producirse en primer lugar este cambio. Necesitamos padres comprometidos,

El camino de la prosperidad y el éxito

Sin lugar a duda, tú que lees estas líneas querrías ser feliz. Y si tienes hijos, seguro que también lo deseas para ellos. Pero ¿cuál es el secreto para convertirse

El reto de empezar de nuevo

En 2019 se celebraron en Cataluña aproximadamente 27.000 matrimonios, mientras que se registraron unos 17.000 divorcios. Aproximadamente 6 de cada 10 matrimonios terminan en ruptura y la duración media de

Sexualidad y adolescencia

La sexualidad es para la mayoría de las personas un aspecto esencial, especialmente en las relaciones de pareja. La adolescencia, a partir de los cambios que genera la pubertad, es

Tener éxito en la vida

El concepto de éxito es absolutamente subjetivo, depende de la escala de valores de cada cual. Hay quien valora más el prestigio, otros el estatus social o económico, otros la

¿Se educa igual a todos los hijos?

Como padres íntegros que queremos ser, en caso de tener más de un hijo, querríamos dar las mismas oportunidades a todos ellos y, por tanto, educarlos de la misma manera.

Tiempo de crisis: ¿Quién soy?

En tiempos de incertidumbre, la seguridad es un estado deseado. Ésta es una característica de los tiempos que vivimos, en especial porque actualmente la incertidumbre afecta a la salud, un

¿Pedir o exigir?

Quién pide, espera recibir. Para pedir hay que haberse ganado el derecho a hacerlo y una ley sagrada que nos enseña la vida es que cuando se rompe el equilibrio

Buscando a papá y a mamá

La búsqueda de pareja responde a varias necesidades propias de nuestra condición de mamíferos evolucionados, como son la comunicación, el afecto y la sexualidad. La comunicación, que permite compartir experiencias

Orgullo o dignidad

El enamoramiento tiene fecha de caducidad. Según estudios realizados recientemente, el enamoramiento -en su máxima intensidad- no suele ir más allá de los novecientos días. Evidentemente, esta es una fecha

Resiliencia: vuelve a levantarte

RESILIENCIA: VUELVE A LEVANTARTELos padres queremos que los hijos crezcan fuertes y sanos. La fortaleza es más una cuestión mental que física. La resiliencia -junto con la empatía y el

Uso de Cookies Usamos cookies para proveerte del servicio y funciones propuestas en nuestra página web y para mejorar la experiencia de nuestros usuarios.    Ver Política de cookies